sábado, 7 de enero de 2017

De libro a película: La chica del tren

¡Buenas noches a todos! Hoy vengo con la primera entrada del 2017, que relaciona el mundo cinematográfico con el literario a través de la adaptación de la novela debut de Paula Hawkins llamada La chica del tren, un thriller psicológico que causó furor en el 2015 cuando fue lanzado, lo que llevó a que fuera llevado a la pantalla grande a solo un año de su publicación.

En diciembre fui al cine a verla tras haber esperado semanas para poder ir ¿Que por qué tenía ganas de verla? Porque el año pasado leí el libro (dos veces, una en español y otra en inglés para el liceo) y me en-can-tó. Bueno, no es que el libro en sí sea tan bueno, pero es que el final me ganó 100% y después quedé loco. Es la única parte realmente emocionante del libro, para ser honestos. El resto sirve más bien para construir el escenario de la historia para que al final todo se de vuelta y no entiendas nada.

-

La trama, de tanto el libro como de la película se centra en Rachel: una mujer de treinta y tantos años que lleva divorciada ya un par de años de su (ahora ex) marido Tom, a quien descubrió engañándola con otra mujer con la que, luego de haber dado por terminado su matrimonio con Rachel, se casó y tuvo una hija. El matrimonio con Tom venía desmoronándose desde hacía tiempo por dos razones: la primera, la esterilidad de la protagonista; y la segunda, su alcoholismo. Lo peor es que su problema con el alcohol la llevaba a tener frecuentes lagunas mentales en las que no tenía idea de lo que pasó, que hizo, con quien estuvo, etc.  

Como se podrán imaginar, tras una situación así Rachel no se encuentra en su mejor momento. Aún tras el divorcio sigue usando el apellido de su marido, vive en el cuarto de invitados de la casa de una amiga y su problema con el alcohol no hace más que empeorar, trayendo consigo más problemas de memoria. Para peor, el tren que se toma todas las mañanas para ir y volver del trabajo pasa (y se detiene) justo frente a la casa donde vive Tom con su actual esposa Anna y su pequeña hija. La casa que la misma Rachel compró años atrás. 


También es capaz de ver por la ventana del tren a una pareja que vive a unas casas de distancia, cuyos nombres desconoce pero que ella llama Jason y Jess. Ellos se ven como la pareja perfecta para Rachel, y simbolizan todo lo que ella tuvo y perdió. Los mira todos los días desde el tren y se imagina la vida perfecta que, en su mente, ambos llevan. Así transcurre la vida de Rachel, entre tren y tren y tomando gin tonic a las ocho de la mañana. Un día, mirando a "Jason y Jess" desde el tren, observa algo que la deja perpleja. Así se verá envuelta en un misterio en el que nadie sabe nada, donde las pistas llevan en caminos opuestos y la protagonista no logra recordar nada de lo que pasó, excepto que se levantó al día siguiente de los hechos cubierta en la sangre de... alguien. 

-

La novela y la película son contadas no solo desde la perspectiva de Rachel, sino también desde la de otros personajes, que además narran en lineas de tiempo distintas. Cosas como "un mes atrás", "tres semanas antes" y cosas así abundan en el libro, mientras que en la versión cinematográfica se sobreentienden los cambios de tiempo. Lo malo de esto es que, al menos que ya te sepas la historia, te puede llegar a confundir un poco la película, más que nada sobre el final, cuando explota todo. Ese es el único punto débil que le encontré a la adaptación.

El ritmo de la película es algo lento, al igual que el libro, y las cosas se ponen intensas en los últimos minutos aproximadamente. Yo creo que el final le hace justicia a toda la obra, pero hay quienes no piensan así. 


Rachel, en el túnel en el que ocurre el principal misterio de la obra


Como adaptación de una novela, el trabajo está muy bien hecho. La esencia del libro, las sensaciones, el clima, la narración, el ambiente... todo está en mi opinión muy bien logrado y fiel a la obra original, o al menos como yo me imaginé todo. Destaco por un lado el trabajo de cámaras, que logra capturar a la perfección los momentos cuando Rachel intenta recordar los episodios de borrachera que tiene en blanco: escenas fugaces, borrosas y violentas. También me gustó que película tiene un tono gris casi todo el tiempo, que pega perfecto con el estilo de la obra y el ánimo de la película. 

Claro está, que al ser una película se quitaron algunas escenas. Estas escenas pudieron haberle dado una profundidad importante a los personajes, pero con lo expuesto en el cine uno puede perfilar a Rachel, Tom y los otros sin problemas. De todas formas, me gustó la película tanto como la novela y me alegra haberla podido ir a ver. No se si sigue en cartelera aún, pero aunque no esté, animo a todos los fans del thriller psicológico a verla. Es interesante, entretenida y te mantiene el vilo hasta el final.



miércoles, 24 de junio de 2015

Rebelión en la granja - George Orwell

Bueno, hace mucho tiempo que no subía una reseña. De esto voy a culpar a la falta de inspiración y a la falta de lectura. No sé por qué, pero estoy leyendo y dejando por la mitad varios libros, y desde hace varios días que intento ponerme a escribir una reseña de algún libro terminado, sin lograrlo. Estoy pasando por un bloqueo lector sin duda, pero bueno, todo tiene solución.

Del libro que les voy a hablar es Rebelión en la granja. Lo leí porque me lo mandaron a leer en historia debido a que estamos estudiando regímenes totalitarios como el stalinismo y el profesor cree (o yo supongo que cree) que esta corta obra del inglés George Orwell puede ilustrarnos en este tema desde una perspectiva diferente.   

Rebelión en la granja es uno de esos libros que siempre quise leer: corto, muy famoso, alabado por básicamente todos los que lo leyeron, con una temática polémica, un mensaje aún más polémico y con animales que hablan. En resumen, básicamente el libro perfecto. Sin embargo, nunca me había puesto a leerlo porque nunca tuve demasiadas ganas, así que gracias profe por obligarme a leer este libro y demostrar que no todo lo que nos mandan a leer en el liceo es aburrido. 

-

Estamos en una zona rural de Inglaterra, en un tiempo no especificado de la primera mitad del siglo XX. En la Granja Manor vive el señor Jones con su esposa y sus muchos animales: hay cerdos, caballos, perros, ovejas, gallinas, vacas, patos y una gata. Estos animales viven una situación de maltrato constante, pues son golpeados y forzados a trabajar de forma casi constante y reciben a cambio frugales raciones de comida, para terminar muertos a hachazos o descuartizados cuando ya sus cuerpos no pueden trabajar tanto o producir lo suficiente.  


Los animales ya están cansados de esta situación, del trabajar incansablemente para darle todo a los humanos, quienes por sí mismos no producen nada pero consumen todo. De todas formas, nunca han hecho nada para revertir esta situación. Esto cambia una noche en la que los animales se juntan en una especie de asamblea en un granero para oír sobre el sueño que tuvo el cerdo Mayor, el más viejo, sabio y por ende respetado entre los animales. 

Mayor soñó con un mundo en el que los animales sean libres del yugo del hombre, que no es más que un parásito y en el que todos los animales, viviendo en condición de igualdad creen su propia república. Hace ver a los animales lo mal que está su situación, lo abusados y explotados que están siendo. Exhorta a todos a trabajar por una revolución animal aunque los resultados de esta no sea vista por ellos, pero sí por las generaciones futuras. Finalmente, luego de enseñarles una canción llamada Bestias de Inglaterra en la que se canta por la libertad del látigo y opresión humanas, se da por terminada la reunión.

Corto tiempo después, Mayor muere y dos jóvenes cerdos llamados Napoleón y Bola de Nieve deciden tomar las riendas de la granja y preparar a todos los animales para una revolución en la que esperan expulsar al señor Jones, a su esposa y a sus peones de la granja. 
Este plan es exitoso, y logran convertir la granja en un territorio puramente animal, incluso cambiándole el nombre a Granja Animal y creando los siete mandamientos del Animalismo, la nueva filosofía de la granja que básicamente reafirma el hecho de que los animales son amigos y los humanos, enemigos, además de prohibir a los animales tomar conductas humanas como vestirse, andar sobre dos patas y dormir en camas, y por último declarar que "Todos los animales son iguales".

Si bien esta granja comienza próspera, pronto algunos cerdos comienzan a corromperse y a entusiasmarse con el poder, y cuando Bola de nieve propone la construcción de un molino de viento, las cosas terminan por salirse de control, dando paso a un régimen mucho más autoritario y represivo del que se esperaba, ya que supuestamente, todos los animales son iguales. Con el paso de los meses los cerdos van volviéndose más autoritarios y comienzan a tener conductas desviadas del propósito de la revolución, yendo incluso contra los mandamientos originales y cambiándolos a su antojo. Así, van convirtiéndose lentamente en sus mayores enemigos: los hombres. 

-

Lo que más me gustó de Rebelión en la granja fue la crítica directa que hizo Orwell al régimen Stalinista de la URSS, que tanto se separó de los propuestos originales del comunismo de Lenin, quien quería la libertad del pueblo ruso que luego fue básicamente esclavizado por Stalin. 
Cada personaje del libro es una caricatura de una persona o un grupo de personas relevantes en la Revolución rusa o en la sociedad ya establecida luego de ella. Creo que este recurso fue muy bien manejado y me gustó especialmente que haya usado a los cerdos como ejemplo. 

Por último, rescato el mensaje principal que me dejó la obra: Los líderes políticos, aún con las mejores intenciones, siempre pueden ser potenciales dictadores. 


Emiliano

jueves, 18 de junio de 2015

La situación: me voy un año de intercambio

Así como lo leen, esta entrada es para comentarles a ustedes, lectores, que en agosto de este año voy a irme de intercambio con la organización YFU. Voy a vivir hasta junio del 2016 en Austria con una familia de allá, voy a ir al liceo allá y todo eso. 

La idea de irme de intercambio surgió en febrero y luego de considerar países de destino, me decidí por Austria. Los motivos de esto, las cosas que estoy haciendo relacionadas al intercambio y cosas relacionadas con él las voy a estar escribiendo en otro blog que creé, llamado Mi año en Austria (la originalidad no es mi fuerte). 

Debido a esto, durante el año que pase allá no voy a escribir tan seguido en el blog. ¿por qué? porque voy a estar más concentrado en aprender el idioma y meterme en la cultura de allá, por lo que estar al mismo tiempo metido en el mundo literario de acá me haría mas mal que bien. 

En fin, si querés saber más sobre qué es un intercambio, sobre YFU y lo que he hecho hasta ahora, entrá a mi blog y enterate. 



Emiliano

sábado, 6 de junio de 2015

¿Conoces Lectorati?

Existen muchas redes sociales. Las redes sociales son usadas por millones de personas todos los días y son una excelente manera de mantener al mundo conectado. Se las ve desde las más generales, como Facebook o Twitter, hasta las que son más específicas o están orientadas a algo concreto.

Ahora, ¿quién dijo que los libros y la tecnología no se llevan? Si bien es una creencia largamente extendida que las innovaciones tecnológicas han ido desplazando a la lectura (cosa que es verdad), también ha ayudado a preservarla y extenderla: e-books, kindles, foros y blogs (ejem) han hecho su lugar en el mundo 2.0 y han demostrado que la literatura es adaptable al tiempo.

Por eso hoy quiero contarles sobre Lectorati, una red social gratuita en español, creada en Argentina y que está orientada al mundo literario. Esta no es una idea super original, no es la primer red social literaria. Quizá la más conocida mundialemte es Goodreads, que está únicamente en inglés. De todas formas, Goodreads no es en realidad una red social, sino que su uso principal es catalogar, ordenar y calificar obras, además de crear estanterías virtuales, en lugar de fomentar la comunicación entre los usuarios.

La página principal

En Lectorati, además de calificar libros (desde 1 a 5 estrellas), se les puede poner en una lista de estoy leyendo, leído o quiero leer. Los libros que estén en cada lista van a ser visibles para todos los que visiten tu perfil. También se pueden comentar los libros y participar en grupos de discusión con otros usuarios que pueden ser de cualquier parte del mundo hispanohablante a quienes podes seguir y saber qué están leyendo, que quieren leer, etc. De esta manera se comparten los libros entre todos, libros que de otra manera tal vez ni siquiera se podrían llegar a conocer. 
También se pueden agregar o encontrar amigos de otras redes sociales como Facebook o Twitter. 



Existe una versión móvil de Lectorati, obtenible para Android en la app store, de forma también gratuita. Si no me equivoco, también está disponible para Blackberry y artículos Apple como iPhone o iPad. 


Los grupos actualmente más activos de la página


Zona de comentarios sobre el libro Te daría el mundo

Emiliano Sánchez

viernes, 29 de mayo de 2015

Book Tag: ¿Esto o esto?

¡Buenas!, hoy aparezco con un nuevo Book Tag, aunque en este no vamos a elegir libros en base a preguntas, sino que vamos a responder preguntas en base a libros. Son preguntas de dos opciones, entre las cuales hay que elegir una. Creo que así me van a conocer mejor, ¿no les parece? Comencemos:  


1) ¿Audio libro o libro físico?
Nunca tuve un audio libro, pero de todas formas prefiero toda la vida un libro en físico. Prefiero llevar yo el ritmo de la lectura que tener que oír a alguien más leer.

2) ¿Tapa dura o tapa blanda?
Tapa dura. Los libros de tapa dura, aunque suelen ser más caros, son los que duran más tiempo. A los de tapa blanda se les pueden arruinar los bordes y las puntas en seguida, y ni hablar si se los usa mucho.

3) ¿Ficción o no ficción?
Si bien me encanta la ficción, en estos momentos al menos me tiro más por la no ficción. Creo que depende del momento y por ahora estoy leyendo más historias realistas.

4) ¿Fantasía o realista?
Creo que está bastante relacionada con la anterior, así que respondo lo mismo: Por ahora, me gusta más lo realista.

5) ¿Harry Potter o Crepúsculo?
Nunca leí Crepúsculo así que... Harry Potter

6) ¿Kindle o iPad?
No me gusta leer a través de una pantalla. No he probado un iPad pero cuando leí Sinsajo en un Kindle recuerdo que se me cansó mucho la vista, así que lo terminé comprando. No creo que haya mucha diferencia entre Kindle o iPad, así que prefiero leer en físico.

7) ¿Libro prestado o comprado?
Comprado. Cuando un libro es mío, puedo tardarme el tiempo que quiera en leerlo y no tengo que preocuparme de que se lo debo devolver a alguien. Además no tengo que preocuparme de cuidarlo (aunque yo siempre cuido mis libros).

8) ¿Comprar en librerías o de forma online?
No hay cosa mejor en esta vida que entrar a una librería y pasarse horas mirando entre los estantes todos los libros que hay, ya sea para comprar uno o para enterarse de que nuevos libros han llegado.

Librería "Puro Verso" en Montevideo

9) ¿Sagas o libros autoconclusivos?
Hace un tiempo me puse a reflexionar sobre ese tema en una entrada titulada Sagas vs. libros autoconclusivos. En resumen, prefiero los autoconclusivos.

10) ¿Largos o cortos?
Depende de mi humor, mis ganas de leer, la cantidad de tiempo de la que disponga, 
etc. pero últimamente estoy leyendo libros cortos (máximo 300 páginas)

11) ¿Románticos o con acción?
No puedo tragar los libros románticos. No estoy en contra del romance pero si se puede evitar, mejor. Algunas historias quedan bien con un poco de amor en el medio, pero siento que la mayoría de los libros juveniles meten amor porque sí.
Salvo algunas excepciones, no leo libros que tengan el romance como eje.

12) ¿Leer envuelto en una manta o tomando sol?
Mi estación favorita es el Invierno y me encanta envolverme cual gusano en una manta y leer bien calentito y feliz.

13) ¿Chocolate o café?
No me gusta el café y el chocolate es un buen acompañamiento al frío.



14) ¿Lees opiniones o decides por tu cuenta?
Intento siempre ver opiniones ajenas antes de conseguir un libro. Lo malo es que hay libros que tienen opiniones muy opuestas entre la gente, y ahí se hace difícil ver a quien creer.

Y hasta acá este Book Tag, espero que les haya gustado, ¡Nos vemos! :D
PS: Vi este Tag en el blog El lector que llevas dentro. 

Emiliano Sánchez